VOLVER A NOTICIAS



14 enero, 2020

Las claves para abordar la crisis del agua en la Región del Maule

Encuentro llevado a cabo en dependencias de la Universidad Católica del Maule (UCM) contó con expertos en la materia, entre ellos, el profesor, Roberto Pizarro, y el ex ministro del MOP, Albero Undurraga.

El pasado jueves, la fuerte caída de los caudales obligó a las autoridades regionales a solicitar la declaración de emergencia agrícola para cuatro comunas de la provincia de Curicó, específicamente para Teno, Romeral, Molina y Curicó, medida con la cual se pretende sumarlas a las nueve comunas maulinas que ya están bajo el decreto desde septiembre del año 2019. Una situación que nuevamente tiene al elemental recurso hídrico en el centro de una problemática que, con el paso del tiempo, ha ido agudizándose.

Coincidentemente, mientras las autoridades regionales del agro se reunían con el Intendente del Maule, Pablo Milad, para la tramitación del decreto correspondiente, en el auditorio Manuel Larraín de la Universidad Católica del Maule (UCM), se llevaba a cabo un seminario que, precisamente, abordaba la crítica situación hídrica de la región.
El encuentro fue fruto del trabajo de la mencionada casa de estudios, en conjunto con la Universidad de Talca, contando con la exposición de expertos técnicos y jurídicos ante una audiencia que bordeó las setenta personas.

Expositores

“¿Cuál es la realidad del agua en Chile? Una visión desde la región”, fue el título del seminario que tuvo como invitado especial al exministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, quien enlazó el desafío de la gestión hídrica con los cambios político-administrativos que está viviendo el país.

“Este año 2020 se presentarán varios desafíos que tienen que ver con el agua. Por lo pronto, en el proceso constituyente, sin duda que el agua será uno de los temas que se va a discutir. Cómo garantizamos que el agua tenga un uso prioritario para el consumo humano y que sea un bien de uso público, será lo primero. En segundo lugar, la megasequía y cambio climático nos genera una tensión para mayores inversiones, para una regulación, incluso, para distribuir de manera más justa la escasez. Y tercero, la elección de gobernadores regionales obliga a mirar con sentido regional cada una de las cuencas”, detalló.

Undurraga prosiguió señalando que, a su juicio, “en Chile tenemos un problema de institucionalidad, tanto a nivel nacional para que haya un encargado del agua, pero también a nivel de cuencas, con consejos regionales o de cuencas, una por una”. “Además, tenemos un problema de regulación, porque todavía no sale la ley para que el agua tenga prioridad para el consumo humano. Y, finalmente, tenemos un problema de inversiones, porque se anuncian muchas cosas, pero se han hecho muy pocas en estos últimos dos años”, indicó.

Específicamente, respecto a las inversiones en materia de gestión hídrica, el extitular de Obras Públicas focalizó su análisis señalando que no basta con hacer anuncios en materia de embalses –como se ha hecho bajo el actual mandato de Sebastián Piñera- “porque lo que hay que hacer es avanzar en cada uno de ellos y este gobierno no ha licitado ninguno (…) En el gobierno pasado licitamos cuatro grandes nuevos embalses, cuando el promedio histórico era 1,5, mientras que este gobierno no lleva ninguno y eso no está bien”.

Problema político

Para el jurista, Patricio Montecinos, abogado asesor de 13 comunidades de agua de la Región del Maule, el elemento fundamental a resolver primero es la crisis política en la gestión del recurso. Por ello, dijo que mientras no se regule los conflictos de interés, siga existiendo la nula separación empresa-Estado, no haya una regulación real y sanción efectiva respecto a los casos públicamente conocidos, la resolución jurídica quedará en un segundo plano.

Invertir en investigación

Otro de los expositores fue el director del Centro Tecnológico de Hidrología Ambiental de la Universidad de Talca y de la cátedra Unesco de Hidrología de Superficie, Roberto Pizarro, en cuya opinión, uno de los principales temas a resolver es el aporte de recursos para la investigación y desarrollo en materia hídrica.

El investigador aportó como antecedente que, si bien desde 1990 a la fecha se ha triplicado el consumo de agua en el país, el aporte para la investigación en este campo ha sido muy escaso. “Una contradicción”, afirmó Pizarro, pensando que en la actualidad se habla de una crisis hídrica, pero donde sólo se destina el 0,002% del Producto Interno Bruto (PIB) para trabajos de investigación en la materia.

Es que -para el experto- hay factores principales que deben considerarse en la problemática que vive actualmente el país con la gestión del recurso agua. El primero de ellos es el cambio climático, sin embargo, afirma que no todo debe ser explicado en base a este factor, sino que también se conjuga una débil gestión territorial, la falta de investigación específica en el agua y el aumento de la demanda del vital elemento.

“Debemos tener un fondo de investigación para el agua. La investigación nos dará resultados científicos. A partir de eso, propuestas tecnológicas, de la propuesta podemos hacer innovación tecnológica y transferencia, con lo cual iremos desarrollando elementos muy potentes que pueden llegar a ser un factor de desarrollo país”, recalcó.

Cambio climático En sus palabras de bienvenida del seminario, la Dra. Angélica Urrutia, decana de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la UCM, expuso que el cambio climático lo percibimos cada vez con mayor intensidad, puesto que sus efectos inciden en la vida cotidiana. “Antes disponíamos de agua en abundancia para el trabajo agrícola, el consumo humano, para los animales y nuestras actividades, sin embargo, hoy el agua es cada vez más escaza y está en una situación crítica. Por esta razón todos debemos cuidar el agua con la finalidad de poder contar con este recurso para todo lo que requerimos”, comentó.

Desalación

Otra de las propuestas presentadas en la jornada tiene que ver con la del oceanógrafo, Roberto Agredano, relacionada con la posibilidad de desarrollar proyectos de desalación de agua en la zona costera del país. Agredano fundamentó en que hay una menor disponibilidad de agua en los embalses maulinos –pasando de poco más de dos millones de metros cúbicos el 2014 a poco más de un millón 400 mil millones de metros cúbicos el 2018-, una alta demanda para el riego –en base a la disponibilidad del recurso para dicha actividad- y un costo alto también en recursos destinados para contar con camiones aljibes que repartan el vital elemento.

En base a estos elementos, el profesional apuesta por la desalación como alternativa, debiendo, previamente, superar algunas desventajas, tales como alto costo de un proyecto de este tipo, el impacto ambiental, el alto consumo energético y el costo del metro cúbico de agua. No obstante, algunas de estas vallas podrían subsanarse apostando a plantas desaladoras autosustentables con energía fotovoltaica.

América Latina, cuestiones pendientes para proteger el medioambiente

Los incendios forestales en la Amazonía de Bolivia y Brasil marcaron el panorama medioambiental de la región en 2019. Cuáles son los retos que abordar durante 2020.

El pasado 2019 estuvo marcado por los incendios en la Amazonía boliviana y brasileña y el fracaso de la cumbre sobre cambio climático COP25, con la presidencia de Chile, que debía servir para aprobar la regulación de los mercados de carbono. Esta deberá resolverse en la COP26, que se celebrará en noviembre en Glasgow (Reino Unido), donde los países deberán presentar unos compromisos más ambiciosos en la reducción de emisiones y cumplir así, con el Acuerdo de  París.

Impulso a la descarbonización

Con la descarbonización de la matriz energética y la electrificación total del sistema de transporte en 2050, América Latina podría evitar 1.100 millones de toneladas de dióxido de carbono, según el informe “carbone Cero América Latina y el Caribe 2019”.

Ambos sectores representan dos tercios de las emisiones regionales de dióxido de carbono. No obstante, «Costa Rica y Uruguay ya son carbonos neutrales en la generación de energía eléctrica. Nicaragua y Chile han iniciado un proceso ambicioso de transición del sector y Chile ha anunciado la conversión de todo el parque de transporte público a eléctrico”, dijo a DW Walter Vergara, autor del reporte.

Sin embargo, «la principal dificultad es la resistencia de la industria fósil y sus aliados políticos”. Aunque los subsidios por combustibles fósiles son un obstáculo, han perdido peso «por la caída de precios de generación de energía eólica, solar y la reducción increíble en costos de vehículos eléctricos”, consideró.

Protección de activistas

Otro de los retos que debe afrontar este año América Latina es la protección de sus líderes sociales. Solo en Colombia el pasado 2019 se asesinaron a 250 activistas «que se involucran en la defensa de los acuerdos de paz, la defensa del medioambiente y la lucha en contra de proyectos extractivistas”, recordó a DW Stefan Peters, director académico del Instituto Capaz. «Esto choca con intereses de las economías ilegales como narcotráfico y minería”.

A pesar de que Colombia anunció la firma del Acuerdo de Escazú, el 2020 se ha cobrado la primera víctima, con el asesinato de la lideresa Gloria Ocampo. Para Peters, «los acuerdos internacionales son herramientas muy importantes, pero no deberíamos pensar que firmar acuerdos por si solo puede poner fin a la violencia”. A este respecto, consideró que «hay que proponer soluciones a los problemas estructurales que están atrás de los asesinatos”.

Valorar la economía circular

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) el mejoramiento efectivo de la vida útil de materiales puede llevar a creación de cinco millones de empleos. Sin embargo, «la dificultad es la asimetría en el conocimiento e implementación de la economía circular”, explicó a DW Luís Martínez del Centro de Innovación y Economía Circular (CIEC) de Chile.

Martínez es autor de la publicación “Economía circular y políticas públicas” de la Konrad-Adenauer-Stiftung (KAS), que destaca el liderazgo de Chile, con 17 iniciativas públicas de economía circular, así como Perú con 8. El autor reconoció que para alcanzar un modelo circular hay que involucrar a todos los actores como el sector privado «a través de subsidios, asistencia técnica, planes de mejora”, entre otras medidas. Igualmente abogó por una comunidad más sensible para cambiar los hábitos de consumo.

Conservar la biodiversidad

El pasado año, la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES, por sus siglas en inglés) alertó en un informe que un millón de especies de plantas y animales en todo el mundo están en peligro de extinción. Este reporte científico es la base de la toma de decisiones de la cumbre del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) que se celebrará en octubre en Kunming (China).

Colombia organizará la última reunión de trabajo de dicha cumbre. La región buscará que «puedan reconocerse otras iniciativas de conservación de la biodiversidad, como corredores ecológicos o áreas de conservación privada, que no son formalmente áreas protegidas pero que contribuyen decididamente a las metas de conservación”, subrayó a DW Bernal Herrera-Fernández, Miembro del Comité Director de Comisión Mundial para el Manejo de Ecosistemas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Combatir los eventos extremos: incendios

«Debemos propender a que las zonas boscosas no estén expuestas a actividades depredadoras como la tala ilegal para ganadería y cultivos intensivos como la soya, en la región amazónica, o los monocultivos de pino y eucalipto en el caso chileno”, dijo a DW Mauricio Ceballos, campañista de Greenpeace en Chile. Estos «generan un enorme impacto en la disminución de la humedad de suelo que termina por facilitar la propagación de incendios que llegaron a tener proporciones catastróficas en el verano de 2017”.

Un suceso que podría repetirse ya que «junto con la megasequía y déficits de precipitaciones de hasta 90% en la zona central de Chile, en 2020 se esperan temperaturas récord en el Cono Sur”, alertó a DW Ingrid Wehr, directora de la Heinrich Böll Stiftung Cono Sur.

Fuente: DW

VOLVER A NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

  • 23 enero, 2020

    Cámara de Diputados solicita antecedentes por lobby de proyecto minero que logró reducción del Pa...

    Diputado Félix ...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    Se firmó convenio entre Sernatur y Tompkins Conservation que busca promover y cuidar la “Ruta de ...

    Esta alianza fort...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    Ingresan a trámite ambiental un gigantesco y millonario proyecto solar en la II Región

    El Proyecto Solar Antofa...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    Las cifras tras el consumo hídrico de la minería

    Consciente de la importanc...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    Coquimbo albergará el primer Centro de Innovación en alimentos de la zona norte

    Se instalará en las...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    Trabajan en modelo 3D sobre agua subterránea en el Limarí

          La ...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    Foro Económico Mundial de Davos aborda el calentamiento global

    Mucho se habla ...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    El reciclaje de botellas, sustento para miles de chilenos

    Esta iniciativa, qu...

    Ver más

  • 23 enero, 2020

    UTA finaliza Expediente Chinchorro para su nominación como Patrimonio Mundial de la UNESCO

    Se espera que la Orga...

    Ver más

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com